Definición y tipos de cables eléctricos

Las utilidades y usos de los distintos tipos de cables eléctricos son innumerables. Hoy en día nos resulta inimaginable un mundo sin aparatos y objetos habituales en nuestra vida cotidiana. Desde electrodomésticos, teléfonos o bombillas hasta medios de transporte e industrias serían impensables sin su existencia. Gracias a ellos disfrutamos de todo tipo de comodidades a nivel individual y colectivo. Pero ¿sabes qué son y cómo funcionan? Los podemos definir como elementos que conducen la electricidad. Es decir, su finalidad es transportar y transmitir energía eléctrica entre dos puntos. Vamos a ver las partes de que se componen y los diferentes tipos existentes.

Materiales, componentes y tipos de cables eléctricos

Según su función y clase de aplicación, los cables pueden presentar distintas configuraciones. Preferentemente se utiliza el cobre para su fabricación por la buena conductividad de este material. También pueden ser de aluminio y diversas aleaciones de aluminio o cobre.

Los cables están compuestos por un elemento conductor, el aislamiento, capa de relleno y cubierta, y todos ellos cumplen un propósito fundamental.

Así, como su nombre indica, el conductor hace posible la transmisión de la corriente eléctrica. Puede constar de un único hilo de cobre o aluminio o de varios.

La parte que recubre el material conductor es el aislamiento y su finalidad es asegurar que que la electricidad circule por el cable y no se escape. Este puede ser de tipo termoplástico (PVC, PE o PCP) o termoestable.

Entre el conductor y el aislante está la capa de relleno cuya misión es dar consistencia y homogeneidad al cable manteniendo su forma circular.

Por su parte, la cubierta sirve para proteger al cable de posibles daños provocados por agentes externos como la lluvia, el sol, el frío, el calor, golpes, arañazos… Puede ser de nailon, aunque si el cable va a estar sometido un gran desgaste se cubre con materiales más resistentes como el acero.

En cuanto al número de hilos que contiene, su forma y otras características, podemos distinguir entre cables unipolares o multipolares, rígidos o flexibles, planos o redondos, con aislante, al aire o blindados.

En Markable somos fabricantes de cables especiales de alta calidad adaptados a las necesidades y exigencias de diferentes sectores de actividad. Consúltanos y encuentra solución a tu proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *