C/ Cea Bermúdez, 14B – 4º A, 28003 – MADRID | Tel. 91-290-84-19 | Email:m.alfageme@cgac.es | mar@markable.es

Tipos de etiquetas térmicas y ribbons, ¿qué quieres saber?

Siguiendo la línea de nuestro post anterior, en esta ocasión vamos a despejar algunas dudas acerca de los tipos de etiquetas térmicas y ribbons, entre los que deberás elegir cuál es la opción que necesitas. 

Tipos de ribbons

Ribbon de cera. Podemos decir que esta es la opción más básica, te ofrecerán un buen resultado si no necesitas etiquetas demasiado duraderas. 

Es un compuesto elaborado con poliéster y un sustrato de ceras. Pueden ser perfectos para cubrir las necesidades en impresiones de fechas de caducidad o información de envíos, por ejemplo. 

Ribbon de resina. Fabricado con una combinación de resinas de alta calidad sobre la base de poliéster. Brinda soluciones de impresión muy duraderas capaces de resistir a limpiadores, alcohol, gasolina, agua, roces, diferentes temperaturas. 

Debes optar por el ribbon de resina para por ejemplo productos congelados, artículos electrónicos, etiquetas de seguridad…, y siempre te ofrecerá una alta calidad de impresión. 

Ribbon mixto. En este caso nos encontramos con una combinación de ceras y resinas. Podemos decir que es el término medio entre el ribbon de cera y el ribbon de resina. 

Tiene una durabilidad intermedia en cuanto a roces o agresiones externas. Puede ser la opción ideal para etiquetas de almacén, de laboratorio, botellas…

Tipos de etiquetas

Las etiquetas también son importantes. Del mismo modo que ocurre con los ribbons, es importante elegir la etiqueta que mejor se ajuste a nuestras necesidades de impresión. 

Generalizando podemos diferenciar entre etiquetas acabado mate, brillo, de plástico poliéster y plástico polipropileno, 

Las primeras son las más sencillas y las que resultan más económicas, con su acabado mate soportan bien el sol o las fuentes de calor, pero deberás mantenerlas alejadas de la humedad, no llevan ningún tipo de protección añadida. 

Las con acabado brillo, llevan una capa protectora que las protegen de la humedad, por lo que puedes utilizarlas en por ejemplo alimentos congelados. 

Si nos centramos en las de plástico poliéster ofrecen no solo gran durabilidad sino también gran calidad de impresión. Son muy resistentes a la humedad, perfectas para productos que permanezcan en exteriores o que necesiten refrigeración. 

En cuanto a las etiquetas de plástico polipropileno, están pensadas para usos muy especiales, son capaces de soportar entornos en los que intervengan agua, temperaturas extremas, agentes químicos…

¿Quieres saber más? 

Si necesitas más información, sobre los tipos de ribbons y etiquetas térmicas no dudes visitar la web especializada de Markable y trasladarnos tus dudas y consultas.

Tipos de etiquetas térmicas y ribbons